35
35
Proyecto Educativo Bonaventuriano • PEB
del amor y de la libertad, comprendida como obediencia a
Dios, que es el único capaz de salvaguardar la autonomía
humana. La vivencia de la ciencia para el franciscanismo
no se experimenta y entiende por la curiosidad ni por el
saber que termina y se encierra en sí mismo, sino por el
estudio, es decir, por la ciencia que culmina en la sabiduría,
la que une a Dios y hace el bien.
Para el saber no existen temas vedados. En el pensamiento
franciscano caben todos los temas y se acogen aquellos
que emergen permanentemente para darle respuestas a
la problemática humana. Esto le da al ejercicio académico
una continua actualidad. Desde esta perspectiva, no hay
ideas absolutas o sistemas de pensamiento cerrados sobre
sí mismos, sino una actitud abierta hacia la búsqueda per-
manente de la verdad infinita, inagotable, por el ejercicio
particular del quehacer académico
10
.
En el siglo XIX comienza un nuevo despertar de la presencia pública
de la Universidad de confesión católica, sobre todo en regiones
con distintas ideologías y culturas, como fue el caso de América
Latina. En el siglo XX se restauran los colegios mayores que las
órdenes religiosas fundaron en la etapa de la Colonia y que fueron
cerrados por los gobiernos liberales después de la Independencia.
En este nuevo auge de la Universidad de inspiración católica, los
franciscanos de la Provincia de la Santa Fe de Colombia restaura-
ron y transformaron el antiguo Colegio de Estudios Superiores en
el Colegio Mayor, que más tarde se convertiría en la Universidad
de San Buenaventura.
10 MERINO, José Antonio.
Humanismo franciscano
. Madrid: Cristiandad, 1982.
p. 41 ss.
1...,26,27,28,29,30,31,32,33,34,35 37,38,39,40,41,42,43,44,45,46,...118